Sin duda uno de los puntos más importantes y muchas veces el más descuidado, Identidad Corporativo del negocio, pero como sucedió esto? Es simple, usualmente las pequeñas empresas que luego se convierten en grandes empresas iniciaron el negocio en casa, en sociedad con un familiar, pensaron en un nombre,  un amigo dibujo el logo y se empezó a trabajar, transcurrieron los años y el nombre y el logo se mantuvieron como al inicio, pese a que la empresa creció, los servicios se ampliaron y el personal es un mayor número de personas, entonces que paso?

Lo que paso es que no se le dio importancia a un tema tan importante como la imagen corporativa, nuestra marca nos representa por ello si bien nos sentimos representados se debe actualizar el logotipo tal como lo hacen las grandes empresas, por ejemplo: Ford o Coca Cola, quienes a través de los años van actualizando sus logotipos.

Es muy importante avanzar y actualizar nuestra marca, por ello no dejemos de lado este tema tan importante,  es importante que en la empresa todos los trabajadores administrativos y operativos “hablen el mismo idioma” con una imagen corporativa definida y estandarizada.

Para no confundirnos debemos tener bien claro lo siguiente:

La Identidad corporativa: es la razón de ser de la empresa (marca + códigos de conducta). Si ya estamos en otro nivel es necesario contar con especialistas para ver el tema  de Naming que es el encargado de dar nombre, entidad verbal y razón social a toda aquella organización que desarrolla una actividad profesional. Esto quiere decir que Identidad Verbal más Identidad Visual nos dará como resultado la Identidad Corporativa.

Imagen corporativa: concepción psicológica que tenemos hacia una entidad en concreto si una empresa nos parece buena o mala. Esto quiere decir que la actitud empresarial de los componentes de la entidad más la Identidad Visual es igual a la Imagen Corporativa.

La misión y visión definen la base de la compañía, representan el por qué y para qué existe. El núcleo está en la misión y visión, ya que tanto los clientes, proveedores, alianzas estratégicas y competencia verán que son una entidad constante que no cambia su ideología para obtener más utilidades, sino que actualiza su forma de hacer negocios. Ya que la misión y visión no son modificables, es muy importante que su definición sea breve y específica. Esto hará más claro el mensaje y más arraigado quedará en los trabajadores y clientes.

Siempre será bueno detallar los siguientes puntos en ambos aspectos:

Misión: ¿Quiénes somos?; ¿Qué buscamos?; ¿Por qué lo hacemos?; y ¿Para quienes trabajamos?

Visión: ¿Cómo seremos en el futuro?; ¿Cómo deberíamos llegar a ser?; ¿Cómo queremos que sea nuestra organización en los próximos años?; y ¿Qué haremos en el futuro?

Por lo anterior, definiremos que la misión es el fin de la empresa, mientras que la visión es la situación futura que esta desea tener.

Estos consejos debes ponerlos en práctica en tu negocio. Si deseas una asesoría comunícate con marketing@zappingstudio.com visítanos en www.zappingstudio.com o llámanos al 6069712 / 940168676

 

WhatsApp chat